La Edad de Heroismo

by
Share This Article

albertoPor Alberto Moreno
El 8 de Noviember, lo que parecía imposible pasó. La retórica de odio de Trump ganó. Trump y su retórica de intolerancia fueron elegidos al puesto más alto de oficina en la tierra. Trump que por un año habló acerca de la deportación de todos nosotros los “indocumentados†ganó la Presidencia de los Estados Unidos de América. La siguiente mañana, unas madres y padres inmigrantes, despertaron con una enorme incredibilidad de que lo imposible fué hecho posible.. El hombre que había prometido atraparnos, ahora tenía el poder completo y sin limites que tiene la presidencia. Nuestro Presidente se ha convertido en nuestro perseguidor Alrededor de Los Estados Unidos de América más de 11 millones de nosotros despertamos a esta terrible realidad. Donde nuestros hijos, nuestra madres, nuestras hijas e hijos son cazados.. Nosotros estamos siendo perseguidos, un ejército de agentes del ICE, policias transformados en agentes federales y la maquinaria completa de los Estados unidos ha sido envenenada para atrapar a nuestras familias. ¡La mañana después de la elección, nuestros niños morenos de 6, 7 y 8 años de edad, llegaron a la escuela temblando y pidiéndole a sus padres las maletas. Sus padres extrañados, preguntaban a sus hijos que “¿porque necesitaban una valija “ Papá, ahora que Trump es el Presidente, nos va a mandar a todos a México. Así que necesitamos comenzar a empacar todas nuestras cosas.†Así es como se oye cuando el Presidente de la nación más poderosa en la tierra se convierte en el Jefe de la Persecución de nuestros niños. Y nuestros soñadores, que tienen sueños, que en el transcurso de la noche se transformaron en pesadillas. Jovenes estudiantes cuyo único interés es participar en el sueño Américano. Nuestros jóvenes están viviendo un tiempo con un futuro incierto.. Y la pesadilla de verse separados de sus familias, y de mandarnos a todos nosotros los inmigrantes, de regreso a pasar hambre, de regreso a las guerras civiles que nostros no estuvimos haciendo, ha creado un ambiente insostenible, de miedo a nuestros niños. Lo que otros miran como una promesa, nosotros lo vemos como una amenaza de violencia contra nuestros niños y familias. Lo que el señor Trump ha hecho con sus discursos de odio, de facto, es estimular la participación en un ataque anti-inmigrante y permitirla, es crear una nueva América en la cual todo eso es permitido. Trump, Le ha dado fuerza al racismo y ha dado discursos para levantar el odio contra nuestras caras morenas que Dios nos dió. Nuestros niños desde Medford hasta Woodburn, de Hood River hasta Nyssa en Oregón le han gritado, lo han escupido, al decir que ellos se deberían de ir de regreso a su casa.! Estudiantes Immigrantes están reportando niveles muy altos de racismo y muchos de esos muchachos se están levantando en el medio de la noche, con el terror de que van a ser separados de sus padres, de sus hermanos y hermanas Como resultado de esto, niños tan pequeños como de 7 años están reportando significativas cantidades de estrés y trauma. Tanto que estos niños estan sufriendo de PTSD por las siglas en inglés de Desorden de Estrés Post-traumático después de la elección de Trump. Trump ha conseguido esto al incitar a la violencia contra nuestros niños inmigrantes, al crear un medio ambiente político donde es permisible para los Americanos Blancos ventilar su miedo y su odio contra nuestros niños. Los niños no tuvieron la oportunidad de decidir si venir o no a este país; pero sin embargo, enfrentan un castigo por un nuevo Presidente que se ha beneficiado financieramente de nuestra trabajo. Esta es la nueva América: menos tolerante y a la cual muchos están depertando. Donde el odio y el terror se han elevado a las oficinas más altas. Y donde la majestuosa América, siembra la inconcebible máquinaria de un ejército de inmigración para aterrorizar niños.. Humildemende les pregunto:.¿Que clase de país es el que Los Estados Unidos de América quiere ser? Un país que está zapateando y rechazando su invitacion para recibir “a las gentes cansadas, a los pobres, a las masas que se unieron con el deseo de respirar libres? Una América que defrauda sus mismas promesas y mirando hacia otro lado “de los sin hogar, los que han sido lanzados a la tormenta?†. Lo que es muy cierto, es que los próximos cuatro años serán muy difíciles para muchas de nuestra comunidades. Las familias serán separadas en el medio de la noche . Nosotros seremos cercados y puestos en prisiones hechas para sacar provecho y ganancia. Todos sin un proceso legal. Pero no sólo nosotros los Méxicanos, sinó que también los inmigrantes Musulmanes enfrentan una odio desenfrenado. Hay una nueva guerra contra nuestros hermanos Homosexuales y Lesbianas. Una guerra emergente contra las mujeres y su derecho de elegír. Al crear el escenario para nuestra persecución Trump también está montando el escenario para nuestra inevitable resistencia. Lo horrible es que el odio genera el escenario para nuestra propia belleza y heroísmo. Porque nosotros sabemos que la injusticia es la predecesedora de la justicia. Esto es algo que siempre ha sido cierto. Sin embargo, nosotros debemos pelear contra ésto y defendernos. Nosotros lo tenemos que hacer en éste mismo momento, proteger nuestra herencia de apatía. Nosotros debemos de cesar nuestra inación, de servir como fabricantes de justicia. Nosotros debemos de parar de amarrarnos a nuestra propia esclavitud.. Los próximos cuatro años, nosotros debemos de intervenir para defender los derechos de nuestros niños y nuestras familias. La justicia no va a llegar por si misma a nuestra puertas. Debemos de insistir en que eso pase. De esta manera , la ironía es que la obscenidad de la presidencia de Trump, dará nacimiento a nuestro deseo de buscar justicia. El miedo a la injusticia hace posible nuestro heroísmo, aquel que siempre ha estado dentro de nosotros, esperando por este momento. Nosotros debemos alzarnos para enfrentar este indecoroso momento en la historia de América y luchar por el regreso de América a su curso previo de justicia y oportunidad para todos. Juntos, lo podemos hacer.