Frida, un regreso

by Melanie Davis
Share This Article

 
Por Julie Cortez, El Hispanic News
  Para su tercera resurrección de Frida Kahlo en la página y en el escenario, la autora teatral y actriz Dañel Malán quiere ofrecerle a su audiencia más que la pasiva experiencia de ver su obra y su actuación desarrollarse en el escenario. Si llegan una hora antes de que suba el telón en la obra “FRIDA, un retabloâ€, tendrán la oportunidad de ver recreaciones de escenas del hogar de Kahlo, leer sus cartas y poesía, aprender cómo dibujar un auto-retrato, y hasta ponerse ropa y maquillaje inspirados por la artista icónica. “Uno ve arte, uno hace arte, uno se convierte en arte — y luego uno va y ve la obraâ€, observó Malán. “Para mí, se trata de ayudar a la audiencia a comprender la mente del artistaâ€. Malán ha pasado más de una década sumiéndose en la mente de Frida Kahlo. El Teatro Milagro presentó su primera versión de “FRIDA, un retablo†en el año 2002, la segunda en el año 2005, y la tercera toma el escenario del Miracle Theatre del 10 al 19 de enero, antes de partir en una gira que durará hasta noviembre. “Cada obra de Frida ha sido singularmente diferenteâ€, dijo ella. Esta encarnación se singulariza particularmente debido a la influencia de su directora, Gabriela Portuguez, una coreógrafa que ha hecho que el movimiento sea una parte importante al contar la historia.
En las tres versiones, Kahlo ha sido representada por tres diferentes actores — esta vez personificando a la “Frida Icónicaâ€, el “Espíritu de Frida†y la “Frida Ancianaâ€. “Estoy interpretando el lado masculino de Frida, como un espírituâ€, dijo Malán, quien se viste con ropa de hombre para verse como uno de los auto-retratos que Kahlo pintó después de haberse divorciado de Diego. La exploración de género de la obra va más allá al contratar a un hombre, Ajai Terrazas-Tripathi, como “Frida Ancianaâ€. Kahlo tuvo amoríos con hombres y con mujeres y regularmente expresaba su feminidad y masculinidad a través de la ropa que usaba. “Ella quería ser vista, y que la oyeran y sentirse orgullosa, como dicen hoy díaâ€, agregó Malán. “Como artista, como persona, como comunista — ella en realidad trabajó muy duro para no ser calificada como una ni otra cosaâ€. Malán, también, es difícil de clasificar. Cofundadora del Miracle Theatre, directora artística del Teatro Milagro, autora teatral, actriz — las artes representativas han dominado la vida de Malán por décadas. Pero por debajo de la artista yace la primera capa de una pintora. “Mi formación fue en artes visuales – desde que era muy pequeñaâ€. Ella recuerda una niñez que pasaba sentada en el piso de su hogar, creando copias en crayón de las pinturas al óleo de su madre. A los 16 años de edad Malán obtuvo su primera exhibición de arte en una galería pequeña, y hasta vendió algunas piezas. “Me cambié al teatro, pero siempre he tenido esa conexión [a las artes visuales]â€, expresó Malán. “Me fascina la pintura. Me fascina ensuciarme las manosâ€. Malán siente una familiaridad con Kahlo, no sólo por su necesidad compartida de expresarse creativamente, sino porque ella siente una similar “batalla de ser una voz y ser conocida y dejar un legadoâ€. La encarnación actual de “FRIDA, un retablo†ha tocado una cuerda particularmente personal para Malán, ya que ha empezado a volver a evaluar sus prioridades artísticas. “Siento que en realidad estoy volviendo a ver a mi vida, mientras la interpreto a ella volviendo a ver su vidaâ€, comentó ella. “He estado muy invertida en esta obra durante mucho tiempo. Siento que es un poco como mi propio canto de cisneâ€. Ella reclama que “FRIDA†será su última vez como actriz de gira — “porque estoy envejeciendo un pocoâ€, dijo ella con una sonrisa. “Es un empleo muy cansado, el salir de giraâ€. Aún no ha decidido si va a dejar de actuar del todo, pero como mínimo va a poner esa parte de su currículum en la página trasera. “Es hora de que la nueva generación tome mi lugar. Es hora de ser más una educadora y directora y directora artística – y escritoraâ€. Ella podría estar buscando un enfoque más estrecho, pero Malán dijo que rumores de su jubilación y las preguntas resultantes sobre su empleo en el teatro están completamente erradas. “Mientras me pueda poner de pieâ€, insiste ella, “aún estaré aquíâ€.
Vaya a ver “FRIDA, un retablo†en El Centro Milagro, del 10 al 19 de enero. “La Casa Azulâ€, una instalación de arte interactiva creada por Susana Espino que explora la vida y trabajo de Frida Kahlo, estará abierta al público en el espacio del Zócolo del centro durante una hora antes de cada presentación y de la 1 p.m. hasta las 8 p.m. el 19 de enero. La exhibición tendrá una noche de estreno especial durante el “Primer Viernes†del Distrito de Arte de la zona Central del Lado Este el 4 de enero, de 5 p.m. a 7 p.m. La instalación incluirá obras por otros artistas locales, así como lo hará una exhibición en el vestíbulo del teatro. Para obtener más información, visite www.milagro.org o llame al 503-236-7253.