Portland solicitará variación a requisito de tratamiento de agua

by Melanie Davis
Share This Article

Portland, OR — El Departamento de Agua de Portland anunció el 3 de enero que tiene la intención de desarrollar una solicitud para variar los requisitos de tratamiento establecidos en un reglamento federal de tratamiento de agua después de que un año de pruebas obtuvieron resultados negativos para detectar el parásito de Criptoesporidio. La variación, si es recomendada por la agencia federal de la EPA y es otorgada por el Programa de Agua Potable del Departamento de Servicios Humanos de Oregón, permitiría que la ciudad evitara gastar la mayor parte de los $100 millones de dólares en gastos necesarios para diseñar y construir una instalación de tratamiento de agua en la cuenca de Bull Run de la ciudad para tratar el Criptoesporidio. "Portland ha estado llevando a cabo pruebas extensas de calidad del agua buscando Criptoesporidio dentro de la cuenca de Bull Run durante el último año — 449 pruebas individuales en la toma de agua potable (con un total de más de 10.250 litros) y más de 300 en ubicaciones río arriba", comentó el Administrador del Departamento de Agua, David Shaff. "Este esfuerzo de tomar pruebas probablemente es el filtrado más extenso de Criptoesporidio en una cuenca protegida que jamás antes se haya hecho dentro de los Estados Unidos. Los resultados ahora ya están listos y no se encontró ninguna instancia de Criptoesporidio. Nosotros por lo tanto opinamos que tenemos un muy buen caso que presentar que el Departamento de Agua puede continuar su resguardo de un siglo de duración de la cuenca de Bull Run apoyando la salud pública sin tener que construir una instalación de tratamiento para Criptoesporidio". La variación de tratamiento es una cláusula de la Ley de Agua Potable Segura (SDWA, por sus siglas en inglés) que ofrece una forma alterna de conformidad con las reglas federales de agua potable si un sistema público de agua puede demostrar que un tratamiento requerido no es necesario para proteger la salud pública debido a la naturaleza de la fuente natural de agua del sistema. El Programa de Agua Potable del Estado tiene la primacía legal sobre el reglamento federal, pero le ha solicitado formalmente a la EPA que retenga su papel principal al evaluar la solicitud de variación presentada por Portland. Por lo tanto la ciudad anticipa trabajar muy de cerca con el estado así como con la EPA durante este proceso. Portland empezó el control intenso de la calidad del agua en diciembre de 2009 para obtener evidencia pertinente a la pregunta de si la cuenca de Bull Run estaba bajo riesgo de producir el tipo y cantidad de Criptoesporidio que puede causar enfermedades si es consumido. Aproximadamente 200 litros de agua fueron examinados cada semana hasta en el mes de diciembre de 2010 en la toma donde el agua natural de los embalses de Bull Run entra por primera vez al sistema de agua potable. El departamento aumentó dichas pruebas con muestras regulares en nueve ubicaciones río arriba en la cuenca para determinar si existía algún supuesto "punto caliente" donde el Criptoesporidio podría estar entrando al Río Bull Run o a los dos embalses de agua potable. No se encontró Criptoesporidio en ninguna de las pruebas en ninguna de las ubicaciones. Los resultados del control intenso se fundan en los resultados rutinarios de pruebas previas que documentan que el Criptoesporidio no ha sido detectado en la cuenca desde septiembre de 2002.