LA VOZ GANA NUEVO APOYO PARA LA EDUCACIÓN DE LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES, CONTINÚA HACIENDO FRENTE AL DÉFICIT PRESUPUESTARIO DESPUÉS DE ESTABLECER SU POSICIÓN SOBRE LA IGUALDAD EN EL MATRIMONIO

by Melanie Davis
Share This Article

Por NICK MATTOS, El Hispanic News
La Voz, el Proyecto de educación de los derechos de los trabajadores ha logrado nuevos seguidores de la comunidad y donadores  después de enfrentar un déficit presupuestario significativo debido a su posición de igualdad en el matrimonio "La Voz es una organización dirigida por trabajadores para el empoderamiento de los inmigrantes y jornaleros para tomar control sobre sus condiciones de trabajo mediante la educación, el desarrollo profesional y la organización de la comunidad", explica Romero Soza, Director Ejecutivo de la Voz. "Nosotros operamos el centro de trabajadores Martin Luther King Jr., donde concertamos los trabajos entre los trabajadores y los empleadores, del mismo modo se ofrece capacitación en habilidades laborales, entrenamientos en seguridad, clases de inglés como segundo idioma y clases de computación. Mientras los trabajadores esperan encontrar trabajo a través del centro, ellos son capaces de aprender nuevas habilidades que les ayude en su vida profesional". A través de su trabajo, el propósito de la Voz es desentrañar la compleja red de problemas sociales y personales que los jornaleros enfrentan todos los días en el trascurso  de simplemente tratar de ganarse la vida. "Uno de los mayores problemas que enfrentan es la falta de pago de los salarios", explica Soza. "Muchos de los trabajadores, en particular los que trabajan en las calles, son maltratados  -  cuando son contratados por un día, una semana, o un mes y al final no se les paga. En el centro de los trabajadores, evitamos muchos de estos problemas a través de  nuestro programa de reclamo salarial, no obstante nosotros ayudamos a las personas a recuperar sus salarios si enfrentan este problema. Algunos de los jornaleros que viven en la calle, traen su propio conjunto de problemas. Por otra parte, muchos de los jornaleros recién llegados a Oregón y están tratando de encontrar un empleo estable - terminan viajando por todo el noroeste del Pacífico hasta que encuentran trabajo. Algunos de ellos, también se enfrentan a barreras lingüísticas significativas - muchos de ellos no hablan Inglés y algunos ni siquiera hablan español como su primer idioma". Soza señala que uno de los mayores desafíos que afrontan los jornaleros es la percepción pública de la comunidad en general. "Muchas personas en la comunidad ven a los jornaleros como un problema social", explica. "Ellos no ven que se trata de trabajadores, dispuestos a hacer cualquier cosa. Algunos vecinos no les gusta que los jornaleros se reúnan  cerca de sus negocios en busca de trabajo y terminan llamando a la policía - como resultado, algunos son arrestados o deportados. Hasta hace muy poco, Inmigración y Control de Aduanas realizaban redadas contra  jornaleros, haciéndose pasar como empleadores y en lugar de contratarlos los encarcelaban y los deportaban.". El 6 de junio, la Voz, Educación para los Derechos de los Trabajadores, estableció su posición por la igualdad en el matrimonio retirándose de la candidatura para una subvención de $ 75,000 de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano, citando que la CCHD demando a la Voz desafiliarse del Consejo Nacional de la igualdad pro matrimonio de La Raza (NCLR) con el fin de ser elegible para recibir la subvención. Desde su creación en 2000, la Voz ha operado en un nivel verdaderamente modesto - y, como tal, ha operado con un presupuesto muy ajustado. Por tanto, la pérdida de 75.000 dólares de su presupuesto de funcionamiento podría haber resultado en un desastre. Sin embargo, tan pronto como “El Hispanic News†publicó la historia de la posición de la Voz con la comunidad “LGBTQâ€, los fondos de nuevos donantes comenzaron a fluir - incluyendo una importante donación de 12.500 dólares a través de los esfuerzos de recaudación de fondos de dos de las organizaciones LGBTQ más grandes de Oregón, “Basic Rights Oregon†y “Freedom to Marryâ€. "Creo que, “Basic Rights Oregonâ€, “Freedom to Marry†y los asociados llegamos a comprender cuán críticamente importante es estar unidos en nombre de todas nuestras familias." Explica Jeana Frazini, Directora Ejecutiva de “Basic Rights Oregonâ€. "Cuando nos enteramos de que a la Voz se le negaba la oportunidad de solicitar la subvención, debido a su relación con las organizaciones que apoyan el matrimonio, entendimos de inmediato el tamaño del reto que se creó para el trabajo que hacen. La Voz está haciendo un trabajo de vital importancia en la comunidad y lo que importa a “LGBTQ†de Oregón que se ven afectados por ella y a todos los que creen en una visión de justicia social para Oregón. " "A través de estas donaciones [de “Freedom to Marry y “Basic Rights Oregon] y de otros donativos de nuevos donantes en todo el país, que hemos recopilado alrededor $ 23.000", explica Soza de los impactos fiscales de importancia comunitaria de la Voz. "Pronto nos estaremos reuniendo con algunas fundaciones, incluyendo el Fondo de la Comunidad de Oregón, la Fundación de Salud del Noroeste, y la Fundación Arbus para así también conseguir ayuda para subsanar esta diferencia." Una parte significativa de estos donativos provienen de donantes individuales que se inspiran por las acciones de la Voz - incluyendo muchos de los que se identifican como católicos que están en desacuerdo con la decisión del CCDH. "He recibido una nota hace poco diciendo ´Yo no voy a donar a la iglesia católica nunca más, porque no tenía ni idea de que esto estaba sucediendo. Yo voy a empezar a hacer donativos directamente a ustedes" "Quiero ser muy claro, que yo no estoy en contra de la iglesia católica," Soza señala enfáticamente. "Estoy en contra de un sector de la Iglesia Católica, un grupo de extrema derecha, que está dominando por el obispado y el uso de CCHD para sus propios objetivos. Soy católico  y no creo que Jesús sea alguien que discriminaría. No creo que la discriminación sea algo bueno para la iglesia". Soza afirma que "no sabe " si la Voz acepta actualmente las subvenciones o donaciones de cualquier otro organismo u organismos de filiación religiosa-, pero la organización está abierta a la recepción de donaciones de ellos en el futuro". Si bien las muestras de apoyo de los nuevos donantes ha sido impresionante, todavía hay mucho camino por recorrer para la Voz para compensar su déficit presupuestario - pero Soza es optimista en que la comunidad puede, y la voluntad, se unen. "Es un gran desafío", dice, "pero estoy seguro de que hay un montón de personas que creen en la justicia, la unidad, la igualdad y que nos apoyarán en nuestra postura con NCLR."